Pilar

Me acostumbré a mis clapas y me resigné. Aprendí a taparlas cuando se podía y a aguantarme cuando no, hasta que me harté. Pensé que algo en mi estaba mal, alguna causa tenía que provocar la caída de mi pelo y alguien debía buscarla. Fue así, por casualidad, que di con el Dr. Umbert. Leí estos mismos comentarios de los que hoy soy partícipe y, sin pensarlo mucho, pedí hora.
De esto hace 6 meses y debo decir que nunca, desde que me empezó a caer el pelo, he estado tan bien. Sigo las indicaciones del tratamiento, fórmulas magistrales para el cuero cabelludo, complementos alimenticios, piscina, fruta y meditación, además de las vitaminas que en cada sesión me inyectan.
He convivido con la alopecia 5 años, hasta este momento, en el que el pelo ha dejado de preocuparme porque el tratamiento, de momento, funciona. No tengo clapas y además, he recuperado el brillo y la fuerza que tenía antes de que todo esto me ocurriera.
Me veo con la obligación de dejar mi testimonio, porque, del mismo modo que a mi me sirvió el de alguien para coger el teléfono, llamar y empezar a recuperarme, quizá el mío te sirva a ti.

Opiniones

Más testimonios