Natalia

He tardado mucho tiempo desde nuestra última visita con el Doctor Umbert, pero al fin he encontrado el momento de escribir.
Primero para dar las gracias tanto al Doctor Umbert como a su equipo que trabajan cada día para que personas como hijo tengan una mayor calidad de vida.
Mi experiencia con el Doctor es través de mi hijo Rubèn , lamento no haber sabido de el hasta que mi hijo tubo 9 meses ya que habría ahorrado todo el sufrimiento emocional y el estrés que nos causo no saber que le pasaba a nuestro hijo hasta esa fecha.
Aunque bueno saber si que sabían lo que tenia , pero no como tratarlo.
Empiezo por el principio, mi hijo nació en diciembre del año 2010, un bebe sin ningún problema visible, a las dos semanas de nacer empezó a salirle en la cara y cuero cabelludo unos granitos que se reventaban y parece que tuviera la piel quemada, su pediatra me dijo que era piel atípica y que no había tratamientos para poder darle ya que era muy pequeño, intentaron cambiar mi dieta ya que decían que podía ser del pecho, me dieron recetas de jabones y cremas hidratantes de las cuales probé todas, muy caras por cierto, y no hubo mejoría, le tuve que pelar la cabeza ya que con el sudor el pelo le producía muchos picores, se rascaba constantemente la cabeza y no dormía mas de 45 minutos o una hora seguidas, que me decían que era normal en un bebe tan pequeño.
Cuando tenia unos seis meses en los que hasta yo me puse mala de los nervios por culpa de verle sufrir tanto, pedimos hora con un dermatólogo, el tratamiento que nos dieron son cremas a base de cortisona y antihistamínicos , con los cuales claro el niño dormía, pero era por la mejoría de la piel. Su pediatra estaba en contra de estos tratamientos pero nos daba ninguna otra solución.
A sus 8 meses de edad, nos fuimos de vacaciones y estando fuera una conocida de su tía nos recomendó que fuéramos al Instituto dermatológico I.Umbret, nos contó que ella padece dermatitis atípica y hasta que no encontró este centro ya de adulta padeció este problema sin ninguna mejoría notable a todos los tratamientos que le daban. Desde mi lugar de vacaciones llame y al volver tuvimos nuestra primera visita
Nuestra vida cambio desde la primera visita, empezamos un tratamiento con las formulas que nos daban, y aparte le hicieron una serie de analíticas y pruebas con las que averiguaron todo lo que mi hijo tenia por culpa de la dermatitis.
Desde finales de Agosto de 2011 que seguimos las instrucciones del Doctor Umbert, y sus colaboradores, ya que visitamos a un dos especialistas mas que nos recomendaron, los problemas de mi hijo están mas que controlados, ya no se rasca, duerme bien y sus brotes de dermatitis son muy pocos, desde agosto solo ha tenido dos y sabemos porque se han producido, gracias a toda la información de la que disponemos ahora.
Reconozco que tuvimos que hacer un esfuerzo económico ya que nada de todo esto entra por la sanidad publica y creo que por pocas privadas, pero es lo mejor que ha podido hacer por Rubèn y por nosotros.
La pediatra de mi hijo no se puede creer cuando lo ve la mejoría que ha tenido, y ella misma me ha pedido los datos de donde lo han tratado para poder dar referencias a otras madres con bebes recién nacidos que tengan el mismo problema, ya que según me dice después de nacer mi hijo a tenido varios casos mas de las mimas características
Quería escribir esto antes de mi próxima visita que será ya mismo con el Doctor tal y como le prometí.

Opiniones

Más testimonios