medicina estética facial

Peelings

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico, que consiste en una exfoliación de la piel para renovarla, utilizando sustancias químicas que eliminan imperfecciones, favorecen un color uniforme y mejoran su textura.

línia separadora de tratamientos

Se suele utilizar para corregir arrugas, para tratar el acné y sus secuelas, la flacidez, el envejecimiento cutáneo, la piel grasa, las manchas, etc. Con el peeling químico se obtiene una piel rejuvenecida y luminosa puesto que se elimina gradualmente y de forma no traumática las capas cutáneas más superficiales, aplicando sustancias ácidas de origen natural a dosis progresivas.

El peeling químico se puede realizar en cualquier época del año y en cualquier zona del cuerpo (aunque lo más habitual es la cara, cuello, escote, brazos y manos), es rápido e indoloro y no requiere anestesia ni ingreso en clínica. Se realiza en varias sesiones que duran entre 30 y 60 minutos.
Después del tratamiento, se recomienda utilizar cremas hidratantes, antioxidantes y dermoreparativas así como pantallas de protección solar.

El resultado es una piel nueva, sana y rosada. Eliminamos los signos de envejecimiento, manchas, cicatrices de acné y piel con aspecto cansado. La profundidad de la acción de los peelings y de las cremas depende del producto utilizado, de su concentración y del número de capas aplicadas. Suele continuarse con tratamiento despigmentante en casa, con cremas elaboradas por la farmacia en base a formulación magistral individualizada para cada paciente.

Opiniones