medicina estética corporal

Sobrepeso

El sobrepeso es el aumento del peso corporal por encima de un patrón concreto que se relaciona con la talla.

línia separadora de tratamientos

Para determinarlo, se estudia el índice de masa corporal (IMC). Dicho exceso de peso no siempre significa obesidad, aunque ésta suele ser la causa más frecuente.

El sobrepeso se puede tratar con mesoterapia o con LPG Endermologie.

Mesoterapia: es una técnica para combatir la celulitis y la grasa localizada del cuerpo y rejuvenecer el estado general de la piel. Se basa en la aplicación, en bajas dosis, de microinyecciones de sustancias preparadas para disolver la grasa, con el objetivo de moldear la figura de forma localizada y de reducir el volumen. Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo pero lo más habitual son los glúteos, muslos y abdomen.

Las inyecciones se aplican directamente en la zona donde se acumula la grasa. Dependiendo del tipo de resultados que se busquen, se infiltran diferentes tipos de sustancias con efecto drenante, circulatorio, lipolítico o reafirmante.

Es conveniente seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio física para mejorar los resultados del tratamiento. Además, se recomienda no tomar el sol durante el tratamiento.

LPG Endermologie: es una técnica que consigue un alisamiento de la piel, una reducción de la piel de naranja, una disminución de volumen y una mejor definición de la figura. Además es un procedimiento indoloro, que ofrece bienestar y relajación.

Se realiza un tratamiento personalizado, adaptado a la piel de cada paciente, que actúa sobre la celulitis, la calidad y el aspecto de la piel, para restablecer ciertas funciones naturales del organismo.

Es una gimnasia cutánea que produce una ligera aspiración del tejido, que se va desplazando por el cuerpo siguiendo las líneas del drenaje linfático y de tensión muscular, permitiendo reestructurar el tejido conjuntivo y reactivar la circulación sanguínea y linfática, lo que favorece la eliminación de los desechos metabólicos. Además, disminuye la retención de líquidos, reduce el volumen y moldea el cuerpo potenciando la lipólisis en los niveles más profundos de la grasa.

A nivel epidérmico se lleva a cabo una exfoliación que elimina las células muertas y devuelve a la piel su brillo natural.

Se realiza en sesiones de unos 35 minutos aproximadamente, que se pueden realizar semanalmente. Y si se combina con un régimen de adelgazamiento optimiza los resultados, gracias a la acción mecánica sobre las grasas más profundas de las zonas afectadas por la celulitis. Estimula las funciones de eliminación del propio organismo, además de tonificar la piel.

No existen contraindicaciones, pero es importante que un médico especialista evalúe el estado vascular del paciente.

Opiniones