medicina estética corporal

Grasa localizada

La acumulación de grasa localizada es un problema estético muy frecuente que no siempre está asociado a un exceso de peso.

línia separadora de tratamientos

Es un trastorno que se presenta, sobre todo, en mujeres, debido a la propia constitución y fisiología del cuerpo femenino, que se caracteriza por tener un mayor número de células grasas o adipocitos.

La acumulación de grasa se puede tratar con infiltraciones, que son una técnica de inyección intradérmica indolora utilizada principalmente para el tratamiento de la celulitis y grasa localizada.

Ha sido usada con gran efectividad y es un complemento importante de las dietas.

Esta técnica se basa en la administración de extractos naturales, mediante infiltraciones, aplicadas al paciente por un médico especialista. Los fármacos utilizados son homeopáticos, de manera que se evita cualquier posible reacción alérgica local o sistémica. Los resultados son muy positivos, ya que gracias a su aplicación se consigue activar la microcirculación de la zona a nivel arterial, venoso y linfático, por lo que se regenera el tejido y se promueve la eliminación de grasa, líquidos y toxinas.

Se logra una disminución progresiva del contorno de la zona tratada, así como una mejora en la calidad de la piel y un alisamiento de los nódulos grasos.

Es un tratamiento indoloro que se realiza, aproximadamente, entre 6 a 10 sesiones, dependiendo de la extensión de la celulitis y del grado de obesidad.

Opiniones