equilibrio

Meditación

Estudios recientes han confirmado con objetividad científica que la meditación favorece nuestra salud, entendida ésta como un estado de equilibrio mental y físico.

línia separadora de tratamientos

Vivimos permanentemente derivados hacia el exterior y pendientes de él. La inmediatez y, en consecuencia el estrés, desequilibra nuestros sistemas y pone en funcionamiento una serie de estímulos y la segregación de un conjunto de sustancias que inflaman, oxidan y envejecen nuestro organismo. Se elevan nuestros niveles de azúcar, alteran insulinas, ralentizan algunas actividades metabólicas, y lo más relevante, agotan nuestro sistema endocrino e inmunológico.

Hemos comprobado que meditar de forma constante puede modificar patrones cerebrales, desde una respuesta más emocional a otra más serena.

En nuestro sistema, paciente e instructora se sientan sobre un futón de algodón, con la espalda recta y ropa holgada, y se realiza la terapia que tiene entre 8 y 10 sesiones de duración. Además, al paciente se le entrega un ejercicio para que pueda seguir trabajando en casa, 7 minutos al día. Su disciplina, nuestro método y su tesón harán el resto. Poco a poco se sentirá más equilibrado, más centrado y su organismo funcionará en armonía.

Opiniones