Marisa C

Gracias!
Me gustaría compartir mi experiencia en la clínica del Dr. Ignacio Umbert. Tengo 51 años, y una vida profesional y personal estresantes: muchas obligaciones, mucho trabajo y trato constante con clientes. En resumen un ritmo de vida excesivo… al final peté y empezó una caida de cabello brutal, que aun me estresaba más: cada día era un problema, cada vez más nervios, más inseguridad, más irritabilidad… y menos cabello. Un proceso que parecia no tener fin y que afectaba a todos los aspectos de mi vida.
Un dia vi un anuncio en TV de una empresa “especializada” en tratamiento de la alopecia y pedí hora, a parte del precio abusivo, las personas que me atendieron no eran medicos y no me dió ninguna confianza.
Me acordé de la saga Umbert, hace 30 años, tuve un problema y el Dr. Pablo Umbert, que ya era muy mayor me trató con esa mezcla de seriedad, profesionalidad y también trato personal y cariñoso que es dificil encontrar muchas veces en la clase médica y que por lo que he visto sigue caracterizando a esta familia de excelentes dermatólogos.
El tratamiento basado en analíticas, que dejaron claro que la alopecia, era conscuencia de otros problemas de mi organismo, da resultados dia a dia. Aunque suene a topicazo, mi vida ha cambiado!
Voy recuperando mi aspecto, estoy feliz, segura de mí misma, sigo con el mismo ritmo (es dificil cambiarlo) pero consciente de la importancia de cuidarme: mantener una buena alimentación y buscar un tiempo para mí, aprendiendo dia a dia a tomarme las cosas de otra manera y disfrutar de la vida.
Solo puedo estar agradecida al Dr. Ignacio Umbert, que siempre te trata como una persona, además de darte la mejor asistencia médica y profesional, lo que queda más que patente en los resultados. Al final las cosas pueden tener solución, si se tiene la suerte de encontrar a los profesionales adecuados y aquí está el mejor!

Opiniones

Más testimonios