Luisa

Después de deambular años por diferentes profesionales, con una Rosácea papustular que iba a más a pesar de los antibióticos que me recetaban, encontré al Dr. Umbert. Estaba reticente, (no más, pensaba), pero grandes profesionales de la medicina, conocidos míos, me insistieron en que pidiera cita, ya que es el mejor. Y desde luego fue un acierto, El Dr. Umbert me explicó la causa de mi rosácea, la inflamación neurogénica , y la importancia de atacar esa fuente del problema. Así mismo, insistió en una alimentación sana y en hacer natación. Todo eso, conjunto con unos tónicos creados por él, han hecho que en sólo tres meses me cara sea otra. Ni rastro de la rojez, ni de los granos, ni del picor. Ahora vuelvo a sonreír. ¡Gracias Dr. Umbert!

Opiniones

Más testimonios