Javier

Me llamo Javier y padezco una afección inflamatoria crónica de la piel llamada rosácea desde hace 20 años. Soy médico de profesión y en principio elegí tratarme en el Instituto Umbert por sus buenas referencias y porque me consta que disponen de la tecnología láser de última generación adecuada para tratar mi problema dermatológico. Pero mi experiencia con el Dr. Umbert ha resultado ser mucho más enriquecedora. Su perspectiva sobre la rosácea y sus causas, con un enfoque realmente innovador y distinto, ha conseguido cambiar mi percepción sobre mi enfermedad señalándome el principal “enemigo” que debo combatir, la inflamación, y enseñándome los métodos para hacerlo. Para ello, el Dr. Umbert propone un tratamiento médico individualizado y de carácter global, es decir, que no sólo trata los síntomas cutáneos de la enfermedad con medicación tópica, sino que abarca y trata de raíz las diferentes causas de esta enfermedad (multifactorial y compleja) por medio de una terapia combinada que incluye higiene postural, ejercicio físico específico, cambios en los hábitos de vida y alimenticios, tratamiento láser y suplementos.
Sólo estoy al principio del tratamiento, pero los resultados van llegando, no únicamente para mi piel sino también para mi estado físico global, reflejo de la adquisición de estos hábitos saludables y recomendaciones. Por todo ello, no puedo más que repetir lo agradecido que estoy al Dr. Umbert y el resto de profesionales de su equipo.

Opiniones

Más testimonios