Inflamación y estrés

inflamación y estrés

El estrés es uno de los principales factores que incide en la modulación de la respuesta inflamatoria que se da en el organismo. A través de diferentes rutas fisiológicas y metabólicas, el estés provoca cambios en el normal funcionamiento de los diferentes sistemas involucrados en el proceso inflamatorio. Es por esto que el estrés y su adecuado manejo es de capital importancia a la hora de abordar diferentes enfermedades, como las enfermedades dermatológicas, en las que el estrés es una de las causas principales.

De hecho, si has llegado hasta aquí es muy posible que sea porque te encontrabas buscando información acerca del hinchazón provocado por el estrés, ¿verdad? Las consultas de búsqueda más habituales en Internet suelen ser “labios hinchados por estrés”, “cara hinchada por estrés“, etc. Así que sigue leyendo…

El estrés afecta al organismo porque incide en tres de los principales sistemas que tiene el organismo para controlar todas las funciones corporales, el sistema endocrino (u hormonal), el sistema inmunitario (o de defensa) y el sistema nervioso.

El estrés afecta a los tres sistemas, provocando que si el este es continuado y se vuelve crónico, o es momentáneo, es decir agudo, pero muy acusado, acaba desequilibrando al organismo en general, pudiendo aparecer toda una serie de enfermedades dónde también encontramos las enfermedades dermatológicas.

El sistema endocrino responde al estrés con la liberación de unas hormonas denominadas hormonas del estrés (Cortisol y la Norepirefrina son las principales). Cuando circulan en exceso por la sangre acaban produciendo desequilibrios a distintas partes del organismo, ya que alteran la correcta modulación de la respuesta inflamatoria.

El sistema inmunitario, que está directamente implicado en los procesos inflamatorios, también se ve afectado por el estrés. Cuando sufrimos estrés las células del sistema inmune modifican su funcionamiento normal, se vuelven más sensibles y pierden cierto control sobre los procesos inflamatorios. Las hormonas del estés provocan estos cambios ya que las células del sistema inmune tiene receptores para estas hormonas.

El sistema nervioso es el encargado de captar y elaborar una respuesta frente al estrés. En el cerebro existen diferentes estructuras especializadas para captar estímulos estresores. Cuando se deteca un estrés, el cerebro se ayuda del sistema nervioso periférico y del sistema endocrino para enviar señales bioquímicas al resto del cuerpo, estas señales bioquímicas se traducirán en modificaciones fisiológicas y metabólicas que permitirán adaptase al estrés. Si el estrés se vuelve crónico o es muy intenso estos mecanismos de adaptación son superados y el estrés puede desencadenar en enfermedades de distinta índole.

Como especialistas en medicina de precisión, podemos ayudarte a potenciar el equilibrio físico, metabólico y mental concentrándonos en la inflamación y en la medicina genómica para tratar las enfermedades de tu piel y mejorar tu estado de salud general. ¡Llámanos y pide cita!

Opiniones

2 comentarios en “Inflamación y estrés”

    1. Instituto Dermatológico I. Umbert

      Hola Pepa,
      Esta y otras preguntas pueden ser resueltas en la consulta del Dr. Umbert ¡te animamos a pedir cita!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *