Etiologia de la inflamación

Dado el carácter psiconeuroinmunoendocrino de la inflamación su etiología debe buscarse en varios frentes más allá de las clásicas causas biológicas y traumáticas, estas sin embargo, deberán ser tomadas en consideración.

Agentes biológicos, dónde se incluyen bacterias, virus, hongos y parásitos, son reconocidos por el sistema inmunológico como agentes extraños a eliminar. La herramienta de la que dispone el organismo para hacerles frente es la inflamación, que es un proceso defensivo y reparador.

Alteraciones inmunitarias, como por ejemplo las respuestas de hipersensibilidad o las enfermedades autoinmunes; en estos casos es la propia respuesta inmunitaria la que induce la inflamación, que es la causa principal del daño celular. Aquí una alteración del los mecanismos fisiológicos normales del sistema inmune, debido al estrés en la mayoría de los casos, provoca que este no reconozca como propios determinados tejidos del cuerpo atacándolos a través de la respuesta inflamatoria.

Estrés psico-emocional, vía sistema endocrino y vía sistema nervioso el estrés psicológico y emocional es productor de inflamación. En momentos de estrés nuestro cerebro libera sustancias que actúan como tóxicas para el propio organismo y este se defiende produciendo inflamación. Normalmente este proceso se da en personas muy sensibles o muy nerviosas, o en personas con un largo historial de estrés, donde los mecanismos normales de resistencia al estrés son superados, produciendo desajustes fisiológicos que producen procesos inflamatorios.

Alimentación, existen alimentos que estimulan la inflamación dadas sus características irritantes o tóxicas y alimentos que detienen la inflamación ya que activan genes que frenan este proceso. Por otro lado alimentos antioxidantes tendrían también un efecto de control de la inflamación neutralizando ciertos radicales libres que actuarían como señal de inicio del proceso inflamatorio.

Estrés físico, (calor, frío, rayos UV, presión) las células del sistema inmune capaces de reconocer este estímulo como agresivo son los mastocitos. Estas células reaccionan al estrés físico que se detecta en los tejidos liberando los mediadores químicos (histamina y serotonina), estos mediadores activan a su vez a los otros agentes principales del proceso inflamatorio así como a las células endoteliales, iniciando todo el mecanismo de inflamación.

Agentes químicos (venenos, toxinas endógenas y exógenas) también son señales de las que el organismo debe defenderse, ante ellas el organismo desarrolla un mecanismo de defensa en el cual están implicados varios sistemas y en última instancia lo hace a través de la inflamación.

Traumatismos y cuerpos extraños que inducen inflamación porque dañan o aportan microbios, el proceso inflamatorio es inducido para producir reparación.

Alteraciones vasculares: como por ejemplo las que producen isquemia, son resueltas por el organismo iniciando un proceso reparador inflamatorio.

Metales pesados, presentes en el aire contaminado de grandes ciudades provinentes de la combustión de hidrocarburos, en ciertos alimentos de origen marino como los crustáceos y peces de gran tamaño que lo incorporan de la contaminación de las aguas marinas, y de amalgamas. Estos metales pesados activan el factor nuclear kapa beta que activa genes que codifican para proteínas inflamatorias.

Edad avanzada, con el paso de los años la capacidad de homeostasis del organismo disminuye. Los mecanismos de regulación del sistema endocrino y del sistema nervioso pierden efectividad y esto baja la capacidad de regulación propia del cuerpo, provocando que ante estímulos que antes el cuerpo podía responder de forma efectiva y precisa ahora no responda bien. Esto implica que estímulos potencialmente inductores de inflamación, sean, ante esta nueva situación, más propensos a provocar desordenes de tipo inflamatorio.

Opiniones

Blog