especilistas en psoriasis, piel atópica, acné, etc. en Barcelona

Quemaduras

 Las quemaduras son lesiones que afectan a la integridad de la piel consistentes en pérdidas de substancia de la superficie corporal producidas por distintos agentes (calor, frío, productos químicos, electricidad o radiaciones como la solar, luz ultravioleta o infrarroja…).

línia separadora de tratamientos

Aunque su pronóstico depende de la extensión y la profundidad de la lesión, hay ciertas zonas (manos, pies, cara y perineo) que por sí solas producen importantes incapacidades.

Signos y síntomas que pueden acompañar a las quemaduras son: enrojecimiento de la piel, inflamación, pérdida del vello de la piel, dolor, ardor, ampollas (quemaduras de segundo grado), piel blanquecina (quemaduras de tercer grado), piel carbonizada o ennegrecida (quemaduras de tercer grado) e incluso shock.

En primer lugar se realizará una  valoración de la quemadura:

  • Quemadura de primer grado: únicamente afecta a la epidermis. No se forman ampollas. Pocos días después aparece la descamación y es posible que deje zonas hiperpigmentadas. Cura espontáneamente al cabo de 3-4 días, sin cicatriz.
  • Quemaduras de segundo grado: pueden ser superficiales o profundas.
    a) Las superficiales: afectan a epidermis y cara superior de la dermis, con formación de ampollas y exudación de suero. El daño superficial cura espontáneamente en tres semanas con muy poca, sí alguna cicatriz.
    b) Las profundas: afectan a los dos tercios más profundos de la dermis. Se forma una escara firme y gruesa y la cicatrización es lenta. Puede tardar más de 35 días en curar completamente. Estas quemaduras curan con cicatrización severa.
  • Quemaduras de tercer grado: implican destrucción completa de todo el espesor de la piel, afectando a la sensibilidad. Dejan siempre cicatriz y a veces requieren injertos cutáneos. Las cicatrices que dejan son irregulares y con queloides. Pueden ser origen de contracturas en las articulaciones y, muy ocasionalmente, ser la base de un carcinoma epidermoide muchos años tras su aparición.

El tratamiento de las quemaduras superficiales consiste en la limpieza y desbridamiento de la herida y la prescripción de un tratamiento tópico y sistémico.

Las quemaduras de primer grado sólo precisan de aplicación tópica de crema con corticoide y analgesia por vía oral y realizar una cura oclusiva, generalmente curan en 3-4 días.

En las quemaduras de segundo y tercer grado se deben seguir todas las medidas de asepsia de una intervención quirúrgica y seguidamente se aplica una crema antibiótica, un vendaje de protección y una correcta inmovilización, suelen curar en 3-4 semanas.

Se llevarán controles continuados en la clínica hasta la correcta cicatrización.

Ejemplos de casos reales:

Testimonios

línia separadora de tratamientos
Opiniones